En 10 años la penetración del operador local doblará a la actual

Observatorio Asteo

Jorge Abril-Martorell, líder de la práctica de Telecomunicaciones y socio en Arthur D. Little España (ADL), participó en las ponencias por la Digitalización Rural organizadas por Asteo Red Neutra durante la XVI Feria Tecnológica Aotec para hablar sobre las perspectivas en el mercado español para los operadores locales.

De acuerdo con Abril-Martorell, el actual contexto de tipos de interés altos, crecimiento de la inflación y dificultad de captar financiación a precios asequibles -al contrario de lo vivido en la última década- se ha traducido en una ligera ralentización global.

A pesar de este escenario y la creciente competencia de negocios mayoristas, el sector de las telecomunicaciones volverá a crecer gracias al incremento de las tarifas en cliente final.

El socio de ADL aclaró que el precio de la conectividad en España es uno de los más competitivos a nivel europeo. “El mercado está dando más por menos al pasar de un tamaño de mercado total de telecomunicaciones de 31,7 a 29,7 mil millones de euros en los últimos diez años, pero está ofreciendo mayor cantidad y calidad en la penetración y entrega de los servicios a precios muy ajustados”. En servicios minoristas ha pasado de 26 a 24 mil millones de euros, mientras que en el apartado mayorista se ha mantenido más o menos estable en cuanto a ingresos con 5,5 mil millones de euros. “Es un segmento muy relevante y muy resiliente, pero que ha dejado de crecer”.

“Cada vez hay más ofertas de redes mayoristas, hay más competencia. Esto permite un escenario en que los operadores pueden dedicarse a cuidar a sus clientes y desligarse de las redes, usando infraestructuras de terceros”.

Jorge Abril-Martorell (ADL): «En 10 años la penetración de los operadores locales doblará a la actual»

 

Buenas perspectivas para los operadores locales

Para Abril-Martorell a escala nacional hay mucha oferta y un alto nivel de conectividad. Con esta situación el foco estará en el churn (tasa que mide el número de clientes que se dan de baja en un periodo

determinado). Mientras que en el terreno local todavía hay margen de conectividad por cubrir. “En diez años la penetración de los operadores locales y el volumen de conectividad doblará a la actual. Eso sí, siempre que no pierdan su ADN, lo que les ha hecho ser un operador local, un campeón local, de cercanía”.

Los operadores locales tienen la oportunidad de “pensar qué quieren hacer de cara al futuro y, sobre todo, cuál es la infraestructura que quieren usar el día de mañana”.

En este contexto, Abril-Martorell explicó que el operador local se debe abstraer de toda la incertidumbre y posibles movimientos que suceden en el territorio nacional y fijar su hoja de ruta con mucha disciplina y obsesión por mejorar sistemáticamente toda la parte de conectividad.

 

El valor diferencial del operador local

Los operadores locales cuentan con aspectos diferenciales, difíciles de lograr por parte de los jugadores nacionales, uno de ellos es el trato cercano y el conocimiento del mercado. Esto se traduce en calidad de servicio, un tema que también está muy vinculado a la red.

“Los operadores tienen que evaluar muy bien si tienen en la red adecuada y/o si deben modernizarla. O únicamente usar redes de terceros, como un operador neutral, y especializarse en lo que hacen bien: la comercialización al cliente final, el marketing, el trato y la atención”.

Una gran oportunidad que tienen los operadores locales es el desarrollo de la oferta B2B, “un mercado tradicionalmente más desatendido por parte del operador nacional y realmente no hay competencia en el B2B a nivel local” y reforzar todo lo relacionado con la digitalización de las distintas administraciones.

Para concluir, Abril-Martorell manifestó su optimismo respecto al futuro de los operadores locales, donde resultarán ganadores aquellos que apuesten por la calidad y no pierdan su esencia.

 

 

Contenido relacionado