En las zonas ultra-rurales que sí tienen Internet hay una gran presencia y uso de dispositivos que funcionan mejor con conectividad de red fija y arrojan datos muy similares a las de los núcleos urbanos. Destacamos el detalle de «tener Internet» porque es importante recordar que actualmente en los municipios con menos de 30.000 habitantes y por debajo de los 100 residentes/km2 la cobertura de fibra es del 60% frente al 88% a nivel nacional. Por tanto, ¿Desde cuántos dispositivos se conectan en los pueblos con menos de 1.000 personas?

De acuerdo con el estudio realizado por el Observatorio ASTEO sobre los Hábitos digitales en poblaciones rurales”, de media, los residentes en municipios con menos de 1.000 habitantes tienen 5,4 dispositivos para conectarse a Internet y usan con mucha frecuencia 4,4.

¿Cuáles son los dispositivos con mayor uso?

1.- Teléfono móvil (97%)

2.- Ordenador portátil (82%)

3.- Smart TV (62%)

4.- Tablet/iPad (58%)

5.- PC de mesa (46%)

Los dispositivos inteligentes (como Alexa) y las consolas se encuentran por debajo del 30%; mientras que e-books, sistemas de videovigilancia y equipos de domótica están por debajo del 20%.

¿Y qué actividades realizan con mayor frecuencia a nivel particular los usuarios de Internet de estas poblaciones?

El 89% navega por la red, 83% usa el e-mail, el 79% la utiliza para redes sociales/mensajería, el 68% para realizar gestiones con el banco, y un 52% para disfrutar de películas, series o ver deportes. En menor medida, pero con porcentajes de uso relevantes, se encuentra realizar la compra por Internet (50%), los trámites administrativos (40%) y escucha de podcast o radio (34%).

¿Y desde donde realizan estas conexiones? En su mayoría el 92% se conecta desde su hogar.

En conclusión, una vez que los residentes de estas zonas rurales y ultra-rurales cuentan con acceso a Internet a través de fibra con buena calidad y velocidad el uso que se realiza es intensivo y con gran demanda.